jueves, 18 de agosto de 2011

La fe que agrada a Dios

6 Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan. Hebreos 11:6

Sin fe es imposible agradar a Dios. A Él no le agrada que no uses tu fe y la fe es que confíes en la palabra que Dios te dio. La Biblia dice que para el  que cree todo le es posible. ¿Cuál es el ingrediente que necesitas? Creer. Muchas veces la gente que te rodea te roba la fe, y con eso la posibilidad de confiar en la palabra que Dios te dio. Con fe todo puede suceder, toda nuestra ciudad puede tener los mejores pavimentos. Con fe Dios puso a nuestro intendente en su silla, y con fe Dios le va a respaldar si él obedece su palabra. ¿Cómo se construyó nuestro edificio actual? Con fe. Y lo más resaltante es que fue sin deudas. Esa es la forma de reclamar las promesas de Dios.

Porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay

Nosotros debemos creer en Él como algo que ya está hecho, y sin dudar. No somos religiosos, somos hijos de Dios movidos por la fe en su Palabra y no por la tradición de la religión; porque en el cielo no hay religión. Solo existen los hijos de Dios. ¿Quiénes le mataron a Jesús? Los religiosos aliados con Roma. Ellos quisieron impedir que Jesús haga su obra. Pero ni usted ni yo somos religiosos, somos hijos de Dios.  Los hijos de Dios tienen que entender cuál es su propósito en la tierra y para entender bien el diseño y el manual de Dios ¿qué tienes que hacer? Comprender lo que dice la Biblia. Cuando  me acerco a Dios debo acercarme creyendo que se hará aquello para lo cual me estoy acercando, me acerco con la promesa que Él me dio y Él no es hombre para mentir y me va a galardonar; porque eso es lo que yo necesito. ¿Cuántos necesitan una casa? ¿Cuántos necesitan un trabajo hoy día? En nuestra congregación no hay muchos que lo necesiten. No hay desempleo porque Dios te bendice!! Gloria a Dios!!  La Biblia dice: el que no trabaja, que no coma. Entonces para alimentarte Dios tiene que darte un trabajo. Dios te va a dar buenos trabajo en este año en el nombre de Jesús, viene la promoción para tu vida! Agarra esta palabra como si fuera tuya. Porque cuando yo me acerco a Dios él es galardonador de los que le buscan. Pero, qué debo hacer? priorizar a Dios con fe, creerle a Dios, acercarme. Entender que Él quiere bendecirme. La Biblia dice que si siendo malos padres le damos buenas dádivas a nuestros hijos, cuanto más nuestro Padre que está en los cielos.  Nuestra relación con Dios no es la relación religiosa, en una relación de amor, es una relación de Padre a hijo y es una relación de familia. Porque Él es Padre de todos los espíritus y somos miembros de la familia de los hijos de Dios, así dice la Biblia. No dice: “somos miembros de una religión mundial”  ¿Porqué hablo así? porque tenemos que entender que esa estructura en que le encajonaron a Dios impide que recibas la plenitud de Dios para tu vida, que camines en victoria y el propósito para el que vinimos a esta tierra. Debemos entender el propósito de ser  un hijo de Dios y qué hacer vivir a la máxima plenitud, para ello iremos al libro de Mateo donde dice:

28 De cierto os digo que hay algunos de los que están aquí, que no gustarán la muerte, hasta que hayan visto al Hijo del Hombre viniendo en su reino.
Mateo 16:28

Debemos ver y conocer a Jesús

Tú tienes que ver y conocer a Jesús  en sus tres niveles, Hijo de Hombre, Hijo de Dios y Dios. Como  hijo de Hombre Él se identifico contigo tomando un cuerpo igual  al tuyo. Él nos representó para vencer al pecado  y vencer a la muerte. Como Hijos de hombre y como raza humana, no teníamos ninguna posibilidad de ser salvos; porque no había ni uno bueno según lo que dice en Romanos 3:23.

Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios,

¿Quiénes pecaron? Todos pecaron. Pero Jesús nos representó como Hijo de Hombre, y gracias a Él vencimos al pecado y a la muerte. Ahora tú debes conocer y ver a Jesús como Hijo de Dios porque El nos transfirió su naturaleza, nos transfirió sus bienes. Tú eres un hijo de Dios. Criatura de  Dios al nacer; pero cuando recibes a Cristo empiezas a ser hijo de Dios. Tú antes de conocer a Cristo eras creado por Dios, pero separado y destituido de su presencia. Pero Dios para darte esa capacidad de poder ser un hijo de Dios te transfiere de su naturaleza según lo que vemos en 2 de Pedro.

 por medio de las cuales nos ha dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas llegaseis a ser participantes de la naturaleza divina, habiendo huido de la corrupción que hay en el mundo a causa de la concupiscencia. 2 Pedro 1:4

Debemos convertir nuestra naturaleza a la naturaleza de Dios, la conversión quiere decir cambio de la naturaleza. Todos nacemos con la naturaleza humana y también tenemos naturaleza pecaminosa en el espíritu. Pero cuando venimos a Cristo, el Espíritu Santo hace la obra regeneradora y nos hace participar de la naturaleza divina que es la naturaleza de Dios. Porque El quiere relacionarse contigo y tener comunión como de Padre a hijo, los 2 con la misma naturaleza. Porque tú no adoptarías legalmente a un perro o un gato como hijo tuyo, no son iguales a ti. Aunque en Estados Unidos y otros países esto ya haya ocurrido, pero no es la regla. Tú adoptas a un hijo con tu misma naturaleza. Ahora tú tienes la naturaleza de un hijo de Dios porque has recibido la naturaleza divina de Dios cuando recibiste a Cristo en tu corazón. Tú tienes lo que en griego se dice ZOE, El ADN de Dios. Con ese ADN y con esa genética hoy día puedes traer el reino de Dios y la investidura de Cristo. Para que en el cielo se ate y desate la bendición para tu vida. Porque ya nos transfirió el poder, nos transfirió los bienes y la habilidad para ser Hijos de Dios y de tener la revelación de quién es Él, como lo vemos en el libro de Mateo.

13 Viniendo Jesús a la región de Cesarea de Filipo, preguntó a sus discípulos, diciendo: ¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del Hombre? Mateo 16

Jesús estaba interesado en saber cuál era la opinión de la gente, y qué decían de Él. Cuál era el concepto que manejaban del Hijo del Hombre. La gente no entendía como hoy mucha gente no entiende, y porque no entiende? porque no escudriña las Escrituras, no estudia la Biblia. La Biblia es un testamento con tu herencia. Si alguien te diera 10 millones de dólares pero dejan las condiciones en pequeñas letritas, tu leerías todas esas letritas para cobrar tu herencia; porque si no lees las condiciones que te dan para cobrar tu testamento eres un tonto. Mucha gente no lee el testamento para reclamar su derecho como un hijo. Jesús quería saber cuál era la opinión de la gente y vemos la ignorancia de la gente, la Biblia dice en Oseas 4 “mi pueblo perece por falta de conocimiento”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada